Capplannetta renegado

Posted on 1:39

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1sGCzZfqJBiKXlErs8CMj2Folv_nWiVs1

Puedo ser un renegado pero nunca un resentido. Al amasar la materia gris paulatinamente se acaba amoldando a la verdad estandarizada. Me niego a ser parte de una mayoría concreta. Con ser yo mismo me basta. Prefiero ser una especie de hombre elefante o una oveja negra antes que uno más entre la plebe. Ser esclavo de la vida te hace vulnerable. El miedo es un lastre. Que alimentan ese fuego los pendencieros y los altaneros. Amasar la materia gris a modo de que se inserte en una sociedad de tristeza y sumisión. Es como tener un vicio mal curado. Una especie de vía crucis que hace penitencia noche y día. Ser libre de pensamiento crea una soledad que se agradece. Aunque existan momentos de espejismos tras las falsas compañías. Son impuras y se cansan. Se cansan porque se pierden entre la frondosidad del bosque. La soledad hay que merecerla. No es para cualquiera. El amor a veces se traspapela en un contrato de sombras chinescas. Lamentar la soledad es lamentar tu propia naturaleza. La sociedad te condena a garrote y la verdad de la libre idea solamente puede extirparse mientras haya voces que amasen la materia gris. 


Capplannetta sin remedio

Posted on 0:17

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1_vpqvH_KGMuqvu5oq0n6DYEmUfuzy75E

Sin remedio tengo que ser Capplannetta, mi cerebro está fermentando. Mis ilusiones van a soterrado. Estoy enfermo de melancolía. Sin embargo, todavía no pierdo la esperanza. Estoy con ganas de todo aparentando nada. Mi cerebro es un ejemplar de la vida de vértigo y desasosiego. Si me preguntaran que debo hacer para remediar este asunto, yo les constestaría: —nacer de nuevo. No, no tengo remedio. No sé si ponerme a dieta u ocupar el giro de los relojes de imitación. No soy orgulloso, tampoco un bocazas. Escribo en negro sobre blanco la calamidad con mis defectos. Un día, cualquier día, me costará vivir en este mundo tan repleto de intereses. Cuando vaya al psiquiatra le diré pormenorizadamente la asociación de ideas que me llevan al abismo y las digo sin tener vergüenza del ridículo. Todavía no soy consciente de muchas cosas. Pero tarde o temprano dejaré mi cárcel elegida. Algún día Capplannetta, algún día, sacarás la bilis y los pensamientos podridos y volverás a ser tú. Ahora estoy en cuarentena. En un repaso que depende de los demás. Escribo porque me conozco y lo demuestro, no hay que demostrar nada, pero existen muchos que no ven más allá de sus narices.  A mis amigos los conozco bien.


Capplannetta y los nuevos tiempos

Posted on 21:53

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1GSrBWt0hyNADikO_G6bi-_tobP0EsWwJ

Existe en este nuevo mundo que estamos creando una especie de desencanto en las uniones de pareja, sean éstas la sexualidad que prefieran. Entre el vicio, la promiscuidad, y otros aspectos como el desamor, las parejas separadas y con hijos, parejas que acaban mal algunas, tienen los días o los años contados. Ya no existe el “amor”conservador donde la mujer era sumisa al marido y éste resultaba ser un putero. Ahora cuando se acaba el amor cada uno por su sitio y se acabó. Salvo relaciones y aspectos machistas como el arquetipo del “macho alfa”. Culpable muchas veces de delitos de sangre en contra de sus parejas. Suelen decir: —Si no eres para mí no serás para nadie. Tienen mucho sentido de la propiedad privada. A veces son ellas las despechadas y las egoístas, que guardan una manera de amar en sus cabezas un tanto peculiar. Se puede ser posesivo, pero todo tiene un límite. El sentido de propiedad da lugar a escarnios y discusiones por tonterías muchas veces. Nadie pertenece a nadie, vive y deja vivir. Es una manera de ser o de tener conmiseración hacia la pareja o la compañía. Eso es. 


Performance Presentación Poemario Verdinegro

Posted on 20:15

 

Capplannetta en el subsuelo

Posted on 11:12

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1oG7_eh_gFAKv26UdhlV6NzGixi4B-TfK

Podría decir que por enésima vez he tocado fondo. Nadie me puede ayudar y tengo que apañármelas solo. Mis padres son mi divino tesoro. No entiendo esa gente que opina que para ser artista se debe cortar el cordón umbilical. Dependo tanto de mis padres que los adoro y son la única certeza que me da la vida de que no me fallarán. Tengo mucho miedo de perderlos. Pero cambiando de tercio.


Tocar fondo no es fácil para nadie. Y yo he tocado un fondo en el mismísimo subsuelo. De un tiempo hasta aquí mi vida ha sido una lucha con respecto a mi salud mental. Nadie puede entenderme, me veo solo, y no llegaré a tener pareja nunca. Existen otras maneras de hacer sexo, pero es caro. Además tengo demasiados inconvenientes en torno a mi economía.  Estoy a un paso de la locura. Ya no busco novia, ninguna mujer se va a ir con un tipo como yo. No les guardo rencor, ni pretendo hacerme la víctima, pero la vida en pareja es compartir, luchar unidos, y luego vienen los deleites del amor correspondido. Tengo que admitirlo, nadie quiere tenerme como socio en este asunto de las salidas nocturnas. Mis miedos, mis despertares, mis desengaños vienen como paquete adicional a mi vida en el subsuelo. 


Digamos que la vida me ha gastado una broma macabra que tengo que afrontar viviendo de recuerdos y nostalgias. En este mundo hay gente tan sumamente ignorante que no encontrarían ni la punta de un alfiler. La gente sensible y vulnerable es la gente buena, la verdadera. Antes no tenía miedo a nada, y ahora el miedo me tiene agarrado por los huevos. Esto es así. Ni más ni menos. Quiero paz, segregar endorfinas, y sobre todo, mis padres felices. 


17º Número de la revista literaria Nevando en la Guinea.pdf

Posted on 0:16

 



Capplannetta and the sweet love

Posted on 16:37

https://drive.google.com/uc?export=view&id=16Guz5JjNx2wL-8vjWANCLGm5KV5uJjYW

Comprendo tus miedos y tus pesadillas. Tus despertares llorando y tus decepciones. Cuando pones el primer clavel ya no hay pared para la noche señalada. Cuando tengas los tres suplicaras una inmensa fantasía. Contemplarás resplandores, pájaros que vuelan en la pensativa égloga ancestral, pues no hay más verdad que la desnudez en la ventana soleada de esta cosa ambigua. Hay quienes con flores amarían y hay quienes tienen el agua cerca y se mueren de sed. Yo tengo soledad, pero no me arrepiento de estar solo, si eso conlleva las muchísimas flores que dan sentido a la vida y para algunos es la esperanza renovada. Comprobé con el tiempo que las flores de los siete climas eran una bendición, y también sombras de la nada, porque me hice poeta, no sé si bueno o malo, pero tengo y tuve la alegría de conocer y de ser el hijo de mi padre y de mi madre. Me dieron paz, amor y Libertad. La naturaleza de los hombres, tan simple y a la vez complicada. Pero el amor al saber querer a muchos les basta. No todo es bonito y maravilloso. Las oscuras flores de duelo son una llaga inútil que se diluye entre sueño y tiempo. La naturaleza es una bendición para algunos, cuando suenan las fuentes de cristal, por amor al mundo provienen las nostalgias y las verdaderas fragancias de los jardines en primavera. Un momento de armonía vale por cualquier rezo y es un enorme aleluya. Cruzar el umbral de la noche es decir que sí en el inmenso orgullo que es ser un hombre completo. Las canciones todas hablan de ti. De tu sacrificio, y contienen un hermoso canto que hace soñar a los verdaderos hombres, hombres que fueron niños y la vida les enseña que el tiempo no tiene porqué ser locura.