Soy Capplannetta y aquí les traigo mis vísceras

Posted on 4:35



Hola, soy Capplannetta, vengo a este Cash Converter a ver si quieren mis vísceras. ¿Cuánto me darían por ellas? Con los intestinos pueden hacer Mondongo a la italiana. Con mi corazón y el estómago pueden hacer anticuchos. Según hagan ustedes la sazón. Con mis pulmones, ya que soy fumador, pueden hacer un tambor, o quizá, unos timbales. Ya sé que mis vísceras son usadas, pero ¿acaso no es aquí donde venden cosas usadas? Soy un producto de segunda mano, pero con un poco de ingenio pueden hacer un buen negocio. Con mis riñones pueden hacer un guiso de carne frita, pero tendrán que sazonarlo o con vinagre o un poco de Oporto. Aquí les traigo mis vísceras. Con la grasa de mi abdomen hagan ustedes manteca, o de la blanca o de la colorá. ¿Que soy viejo? Si acabo de salir de las entrañas de mi madre, como aquel que dice. Dispongan ustedes de mis vísceras. No pido demasiado. Solo un poco de dinero y sigo por mi camino. Que un cocinero bueno, si se da maña, puede llegar a hacer suculentos platos. Ah, se me olvidaba. Con mi hígado pueden hacer asadura de la buena. Aquí les traigo mis vísceras. Están usados durante doce primaveras, lo demás todo es puro, nuevo, de segunda mano pero nuevo. No sé, inviertan en estas vísceras. 


Capplannetta y la cola del mundo

Posted on 2:07

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1dS_G6cgrNhqK0_8DBKb7yDpy50vlwlrJ

En algunas partes del mundo hay una cola interminable. Es el cansancio de hombres y mujeres que buscan alivio en el camino y esperan, ya que la vida es una larga espera. En los países sin oportunidades hay una cola de aquí a Lima. Muchos buscan parentesco y en la sangre coagulada de espesura, y se tapona la cola y la gente cansada y asqueada de llamar a todas las puertas se dan de bruces con otras puertas, entre el papeleo y los funcionarios. Embajada o consulado, van en cola tan despacio que sudan la fiebre amarilla de los que sol no conocen. En este mundo hay demasiados intereses en juego. Pero tienes que colocarte justo al final de la larga cola y se parten la espalda entre la súplica y el halago. Sumisos ante los escalones del mundo. Suben y bajan, la asfixia por otro lado, la infamia y la ignominia, la verdad del mundo es la cola. La cola que se hace larga e interminable. Se desesperan pero resisten, resisten pero se fatigan, se fatigan y se cansan, de la lentitud de la cola y del delirio del mundo burócrata. Este mundo es una mañana consagrada a la verdad que lame con lengua de gato los suspiros solitarios, las esperanzas huecas, y necesitan oxígeno para bucear en los océanos que no dan abasto. La cola es una serpiente que quiere por encima de todo un sí, y en el no caen rendidos como si el cansancio ya no pudiera respirar en ninguna otra parte. El vicio de la derrota es que no te deja relajarte. Se cierran los calabozos con fachada de residénciales. Te ponen un sello de oropel y blasón como estandarte que te llega rodeando una manzana, una cuadra, por donde no cabe más nadie. Se le puede llamar al mundo victoria entre guerras, historia de lo que es saciarse. Quieren salir para desde lejos echarla de menos, con sus padres de la patria, con sus madres atadas a sus hijos. Te lo puedo decir porque lo he visto. Mientras tanto la gente celebra con el espinazo del diablo, y es largo, tan largo, que parecerá que murió la serpiente al desplegarse la tarde. En algunos países cuelgan cacao, en otros negros en los magnolios y en ninguno cuelgan billetes a pesar de que eso crean los que tienen la necesidad domesticada. De esos gregarios humanos y huérfanos de patria se puede oler el cansancio como el que huele a sudor  camuflado con la artimaña. Dejad la súplica, el mañana vendrá luego con una esperanza que agoniza mientras el mundo les aplaude. 


Capplannetta y el algoritmo como libre albedrío

Posted on 2:05

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1Nt0YbCaTZ6zX9t0NZ_3KpgjmuRUOyni9


No está tan mal eso de los algoritmos. Empiezas a escuchar un disco completo que acaba siendo una fuente infinita según el estilo que más te guste. Lo mío es el flamenco, y partiendo de esa base encuentro flamencos que ni sabía que existían. Lo mismo me da la raza, los instrumentos y recursos variados, y las letras de los temas, ya que no soy tiquismiquis. Empiezo escuchando a Porrina de Badajoz y me da un repaso por los Chunguitos, siguiendo por Azúcar Moreno, para acabar con Soleá Morente. Si yo contara haciéndoles un riguroso listado de la música de mi playlist seleccionada por el algoritmo no acababa ni en tres horas. Es tan  rico el caudal, con estilos variados, y mezclas de músicas entre el jazz y el flamenco, entre el flamenco-pop, y lo que llaman rock andaluz, es una pasada. Resulta interminable tal empeño. El otro día empecé por escuchar a Kiko Veneno y acabé escuchando a Pitingo y después a Martirio y sus sevillanas que trasmiten tanta gracia que las agradecí, ya que me reía de lo que decía en las sevillanas. Aunque los caminos del algoritmo son imprevisibles. Pasas de escuchar desde a Martirio, después Amparo Sánchez, luego Manu Chao y acabas oyendo a Tonino Caratone. Los algoritmos son sin lugar a dudas un capricho que te lleva por caminos indefinidos. Me gusta esta era. Sin previsión ni conocimiento hemos creado una vida de certezas aunque sean imperfectas, y eso es lo que tienen de encanto dichos algoritmos. En cine ocurre un fenómeno parecido. Pero donde más se prodigan es en Amazon. También en las Redes Sociales. Este mundo es una especie de libertad que otorgamos al algoritmo como si éste fuera un humo que, a su caprichoso criterio, te trae temas que buscabas basándose en el perfil que tecnológicamente conocen. Es una maravilla. Me encuentro bien en esta era. Aunque ya no hay hogueras para enfermos mentales, judíos y brujas, hay una hoguera global. Es el algoritmo. 

Capplannetta, outsider or loser

Posted on 19:28

Ihttps://drive.google.com/uc?export=view&id=1mr4ec31aLc89_TgbG5O2I50OVek501L7


Martín Scorsese ha dado en el clavo tantas veces que, como a mí, le gusta indagar entre esos personajes masculinos fuera de lo normal, al borde del abismo, y con mujeres fatales que dan a esos personajes cierto aire de superhombres. Por eso dirán tal vez las féminas que resulta misógino. Yo lo que creo es que enfoca en Taxi Driver y en Toro Salvaje un excelente trabajo de hombres acabados, en los cuales la capa de héroes se les queda pequeña. Basta ya de superhéroes. Travis, el personaje protagonista de Taxi Driver, parece que va a realizar un magnicidio y al final (no quiero hacer spoiler) todos sabemos en lo que acaba. Todo aquel que haya visto la película sabe que algo va a pasar, pero no se sabe cuando. Sobre todo lo sospechamos o lo empezamos a entrever cuando el hombre negro, también taxista, le dice: - Adiós, Matador. Se lo dice después de que los demás taxistas despotriquen verbalmente sobre el barrio de los Maumau (barrio de población afroamericana). 


Después tenemos el film Toro Salvaje, que no es precisamente un cuento de hadas, y en la película, basada ésta en el libro autobiográfico de Jack Lamotta. Jack, un personaje carismático a la vez que perdedor nato, lo meten en presidio por dejar a chicas menores entrar en su local de copas. Se golpea la cabeza contra la pared del calabozo diciéndose ¿por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? Hecho que da ternura a la vez que risa debido al absurdo en el que se halla inmerso. Jack Lamotta acaba en la decadencia más absoluta. A diferencia de Taxi Driver que se nos muestra desde el principio. En Jack vemos a un ganador resbalar desde la cúspide. 


Perdonen que haya sido un tanto spoiler. Pero estas películas unidas son a la vez el hombre que es, o que se convierte, el protagonista de Cibernética esperanza. Llamado Capplannetta es todo lo contrario a cómo se hace llamar. Aunque el nombre parezca un galimatías en catalán, en realidad el personaje de Capplannetta es charneguito. Cosa que lo lleva con gracia y socarronería. Pues bien. Capplannetta en sus monólogos habituales nos enseña la cara triste de un outsider. Un personaje que por cuestiones del destino se ve arrojado en una infernal inmersión desde el nadir de la psiquiatría hasta los devaneos con la decadencia más absoluta. No quiere decir esto que este sea un loser por prescripción médica, pero se mete él solo en unos vericuetos descomunales. Y sin hacer tampoco de spoiler vemos un hombre en toda su esencia de caída a los infiernos. Como Jack Lamotta cuando éste se golpea en la pared de su celda preguntándose por qué, Capplannetta entra en devaneos entre el absurdo y su torpeza habitual. 


Capplannetta no es Jack Lamotta ni tampoco el taxista Travis. Pero la derrota de los hombres que nos enseñan estas tres historias de derrotas y absurda tragedia postmoderna es que no hay ni un solo Travis, ni un Jack Lamotta, ni tampoco un Capplannetta, que se escape del absurdo de esta vida llena de recovecos y miserias decadentes. No se escapa nadie de la decadencia. Ni el más ganador, ni tampoco el más perdedor. Nadie.


Capplannetta y el amor verdadero

Posted on 21:28



Cuando una mujer se entrega toda al sexo es sin duda un síntoma claro de que te quiere. Yo no puedo querer si no veo de quien me enamore. Quisiera tener una pareja en la que los dos comamos del fruto del amor, aunque ese amor sea prohibido. Prohibido prohibir, esa es mi máxima. Quisiera estar como dos carnes paralelas dispuestas ambas al placer asegurado y a la dicha del amor. Amar es lo único en la vida por lo que vale la pena morir. No me conformo con tener solo sexo, quiero ser amado para yo amar también. Cuando una mujer se entrega en la cama al hombre que ama es una verdadera bendición de los dioses, pues sólo es llamado amor aquello que es a la vez que complicidad, amor sin medida. Tener la suerte de ser amado es un privilegio que no todos han disfrutado. Yo he querido, pero el amor es como un humo caprichoso que se mueve a la par del aire, y puede tomar trayectos según sea el aire que empuje al humo. Quisiera volverme a enamorar. Cuidaría de ese amor como me cuido a mí mismo. Lástima de consejos que se dan sin entender lo que supone una mujer cuando se entrega. Una mujer es toda sensualidad en el momento que ella lo cree oportuno, y el hombre está dispuesto a beber de esa sensualidad para llegar al coito donde los dos andan un camino, y ese camino es un camino para dos. Ambos se juegan el verdadero arte amatorio con las veces en que se entreguen a tales efectos. Deseo ser amado. Pero si no doy el primer paso yo jamás podré avanzar en el camino. Ese camino donde Eva ofrece a Adán el fruto que los expulsará del paraíso, pero ¿acaso conocen un lugar más paradisiaco que una cópula entre sábanas y enamorados en amorosa aunque completa dicha? Es bonito el amor de ambos cónyuges. 

Capplannetta y los amigos de zurrón

Posted on 19:56

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1k10GsWwEdJjHP6AGySgMKr11wmNBQmMg

A causa de los pocos lectores que tengo, he llamado al editor Pablo Méndez y me ha dado el siguiente consejo: que haga cada día haga un amigo, y así, menos los días vacacionales, y cuando reúna en un año trescientos amigos y otros trescientos en un año posterior, y que cada amigo me compre un libro tengo las regalías aseguradas, gracias a los amigos de zurrón. Yo le he dicho que la idea es buena. Pero siento decir que yo lo tengo muy difícil. Debido a mi enfermedad me recluyo en casa, y así, como no haga los amigos de zurrón a través del World Wide web no creo que logre ese propósito. Yo, no soy ni antisocial ni un misántropo, pero tengo dificultad para relacionarme debido a mi timidez. Eso, y lo que puedo ofrecer de mi precaria forma de ser. No soy yo el que elige, pero mi editor me anticipó que no era fácil. Si yo pudiera hacer cada día un amigo para que éstos me compren y lean mi trabajo, seguramente sería más leído de lo que soy. Cuando se me vayan todos los pensamientos barrera, cuando sea realmente yo, quizá me proponga hacer amigos de zurrón. Pero ahora no puedo. No puedo siquiera ni tener relación con familiares. Pero puede que parezca raro, pero existen, por suerte o por desgracia, muchas personas como yo. No soy el único, y eso me alivia. Otro consejo de Pablo es que escriba, y eso hago, y no pretendo escribir por rellenar mi web/blog de cosas anodinas. Mi ejercicio de escritor es la mejor manera que tengo para relacionarme. Oralmente no soy muy bueno, y hablar en público me resulta difícil. Digamos que tengo cierto miedo escénico. No soy tampoco el único. Pero lo mejor es hacer amigos de zurrón buenos, aunque en lugar de trescientos libros vendidos al año, venda veinte. Pero para mí lo mejor es que me lean. 






Capplannetta y el Internet a edad senil

Posted on 17:55

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1JtJphdeBe7aePVDBaVpIJFwb7lMwLC1N

Siento mucho ver a mi padre luchar con lo que llaman nuevas tecnologías, que no tienen nada de nuevas ya. A ellos les ha llegado tarde tanto lenguaje cibernético y tanta ignorancia frente al que se empeñan y se empeñan. Ahora está la patata caliente en los banqueros. Tienen a nuestros mayores como clientes pero les obligan a usar Internet de manera despiadada. Algunos tienen efectos como la ansiedad y he visto a ancianos llorando en un cajero. Deberíamos poner nuestro apoyo, aunque unos sepan más que otros, y a otros se les puede ayudar a entender informática, o aquello que no entiendan. Dile a un anciano que se familiarice con un lenguaje que no entiende, y a muchos nos enfada porque lo mismo que no sabían programar un vídeo VHS, ahora diles que si el sistema operativo y otros términos angloparlantes los lleva a un estado de impotencia. No se llevan bien con la banca por Internet y tampoco entienden mucho sobre cuestiones de informática. Hemos pasado a que nuestros padres nos enseñen lo analógico y hasta ahora que tenemos que enseñarles el lenguaje digital. Y que conste que no uso el término “Analfabetos Cibernéticos”. Pero no todo es ignorancia frente a la tecnología. Algunos han tenido que aprender a marchas forzadas. Ellos, nuestros mayores, puede que no sepan de tecnología, pero aún pueden enseñarnos a vivir. Enseñarlos códigos vitales de supervivencia. Códigos con los que están totalmente familiarizados. Yo reivindico que la tecnología no sea cosa de jóvenes. Reivindicó lo analógico para nuestro mayores. Y el contacto de tú a tú. Quieren tenerlos como clientes pero no tienen conmiseración hacia ellos. Ellos nos enseñaron educación clásica para el hecho, no poco importante, de buenas maneras y a ser buenos ciudadanos. Nuestros mayores son vulnerables y se les obliga a cosas que ellos no entienden bien. Por eso debe ser que ancianos opinan que este mundo empieza a no ser suyo. Es una injusticia. 


Capplannetta y las canciones de amor

Posted on 1:57

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1Yq5bgHj8XB1VyEXoMW4uzlDokO1E83sl

¿Qué le estoy haciendo a mi pobre corazón? Soy yo el último y el único que tiene la respuesta. Esto no es un post de autoayuda. Esto es un post sincero que me hace fuerte porque me quiero. Estoy dispuesto siempre para la lucha. Encajó los golpes, me cubro la cara, me protejo de mí mismo. Porque soy yo mi único enemigo, y si no entendiera eso, estaría traicionando a mi pobre corazón. Debo de estar preparado y quedarme con el ánimo impoluto. He caminado entre cristales, he soportado el frío, sufro si mis hermanos sufren, y cuento con pocos amigos, pero verdaderos. No quiero volver al paraíso perdido, porque dentro de mi vida nueva hay paraísos por doquier. Comportarse con tu naturaleza tal y como lo haría un viejo que se cuida y domina todas las marionetas y los títeres del teatrito. Todo el mundo necesita una sonrisa, todo el mundo desea amabilidad, un buen trato, y la música de las risas. Luchar a contracorriente es hacerse enemigo de sí mismo. Todas las canciones de amor hablan de lo nuestro. La misma canción grabada a fuego en nuestro lamento. Sed leal es como se debe ser para ser justo. De adolescente no comprendía las canciones de amor, pero ya de adulto ha llegado el momento para tenerlas en cuenta. Que empiece la música. 








Capplannetta y sus pegotes

Posted on 19:52

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1xJfmNIVoXgYEg_9lokQTm-V-0-l0Qtlz

Siempre me gustó pegar pegatinas en los álbumes de cromos. Ahora lo hace un sobrino mío otaku. Pero me fascina Internet con esa herramienta del Copy and Paste ya que me rememora a mi infancia totalmente analógica. Pero aunque viva en esta casa de cristal, no me molesta lo de dentro ni lo de afuera. No tengo grandes aspiraciones, pero soy alguien que le gusta esto que llaman “cuarta revolución industrial”. Mis amigos van a la suya y yo tengo grandes deseos de curarme y centrarme como un individuo en soledad. No me puedo quejar. Existe gente peor que yo. Cuando era adolescente era un mentiroso a la par que un ingenuo. Pero fue bonito viajar en los adentros de la noche. No estoy solo del todo. Pero no puedo decir que viva en compañía, me gusta en realidad este verso de Federico Las cosas lo están mirando y él no puede mirarlas. Dice mucho en pocas palabras, yo creo que ese es el deber del poeta. Minimizar el lenguaje haciéndolo gigante. Me gusta la poesía desde el año 1995, y en ese año se fundó la editorial donde estoy. Para mí ha sido una bendición encontrar a Pablo Méndez. No lo digo por hacerle la pelota, lo digo con pleno convencimiento. Es poeta, editor y un amigo, que no es poco. Ediciones Vitruvio es una gran editorial, y Pablo es una persona valiente. Porque ya ni las grandes editoriales arriesgan. Ayer me dieron una grata noticia. No puedo adelantarme ante el hecho de mi dicha. Mejor es callar. En fin, que ya voy en el camino del poeta que siempre quise ser, no porque lo diga un jurado de un concurso, es por el hecho de publicar y que distribuyan tu obra. No pretendo otra cosa que encontrar lectores. Al final del camino quiero tener la certeza de que hice algo bueno, a pesar del hijo problemático que fui. De eso ya hablo en mi novela poética. Para qué crear hogueras con lo que no debí haber dicho. Yo creo que me gusta escribir para ser leído, pero no diré que no si obtengo algún reconocimiento. La poesía, mi poesía, ha mudado de pluma como los pájaros. Creo en la poesía de la experiencia, mi experiencia con ojos que leen un lenguaje a raíz de mi vida de tropelías y hallazgos en la noche azul. Quisiera gustarle al lector por lo que escribo, y no que tengan un concepto de mí equívoco. Así es la cosa. 


Capplannetta habla habla de poesía rimada y de cacofonías

Posted on 14:10

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1F5TB8X5lowp1KZiYxFIUatugJKruKVw9


Resulta un agravio comparativo sin ningún fundamento opinar que la poesía moderna no puede ser rimada. Se escudan quienes los afirman en decir que la poesía rimada tiende a la cacofonía. Aunque parece más bien una excusa con complejo. Y es un error. La poesía rimada es la musicalidad, ¿qué sería de las décimas, los romances, o las letrillas de cantautores como José Alfredo Jiménez, Joaquín Sabina, Joan Manel Serrat o los poemas de Lorca, el cancionero de ida y vuelta? ¿Qué sería del poema Negra Sombra de Rosalía De Castro? Todo el Siglo de Oro español lleva un extenso repertorio en poesía rimada. La poesía rimada a veces, y se nota bastante, está demasiado empujada a la rima forzada. Por ejemplo, los sonetos de Pablo Neruda, en los que no riman, como en los sonetos de Quevedo, Góngora, Lope de Vega, Garcilaso que sí riman, eso nos lleva a Jorge Manrique y de ahí a la poesía rimada de calidad del flamenco. También en otros lugares hay poesía rimada como la de Nicolás Guillén, Antonio Machado, y un largo etcétera. También hay poetas que riman alrededor del mundo. Recordemos las Flores del Mal de Charles Baudelaire. Esto nos lleva hacia tiempos actuales como en letras de rockeros como Iggy Pop, the Rolling Stones, the Beatles, como también David Bowie, y eso nos conduce sin poder evitarlo al PunkRock, tanto anglosajón como hispano. Lo de que la poesía rimada adquiere regusto de cacofonía, se puede intuir si estamos sugestionados como lectores u oyentes a lo cacofónico. Pero la poesía rimada implica dificultad como excusa. 


Capplannetta y los años noventa

Posted on 2:55



Los años noventa para mí pasaron tan deprisa que tengo que considerar que fueron unos años donde lo analógico y todo lo que nos vino heredado desde los años sesenta, setenta y ochenta, en los años noventa toda esa postmodernidad que nos vino heredada de nuestros padres se dio a la fuga entre motocicletas Derby y discotecas donde empezaba el CD-ROM a inmiscuirse en nuestras vidas a la par de que el disco en vinilo daba sus últimos coletazos. Recuerdo que las VHS dominaban el acto de ver buen cine y en vídeo clubs y demás lugares empezaron la gran sangría comenzando con el DVD o Blue Ray, y el MP3 que en algunos reproductores sonaban un cúmulo de grillos sinfónicos debido a que la tecnología no estaba tan bien aplicada hasta que Steve Jobs nos presentó el iPod y entonces, por aquella época, era como asesinar al padre de todo ese mundo repleto de creatividad y modas donde todo el mundo creaba de la manera más artesanal posible. 


Sin duda ese mundo de celofán y negativo Agfa, ese mundo de fotografía de cuarto oscuro, y de VHS estaba apunto de extinguirse, aunque no nos diéramos cuenta del fenómeno que vendría tras Appel, Microsoft e IBM. Me refiero a Linux. En efecto ahora la tecnología ha olvidado toda aquella herencia de discotecas y coches Ford Fiesta y SEAT Ibiza para convertirse en lo que ahora estamos viviendo. Ahora, entre pandemia, y otras novedades tecnológicas, hemos dado un paso de gigante mientras todo el arte y la música y el cine ha tomado cierta particularidad en la industria del ocio. También, cabe decir, que ya no sólo leemos libros en papel impreso, sino que también podemos leer libros publicados en tiempos decimonónicos y verlos ahora como cosa normal en la que la devaluación en el precio de ebooks y el Internet de las cosas son más accesibles. La era digital ya está aquí. No hemos roto el cordón umbilical ni hemos matado al padre, pero el recuerdo del sistema analógico perdura en nuestras vidas. Y yo pienso que es una gozada el Internet, aunque también lo es el acceso a la subcultura sin barreras. Quizá las cosas más deplorables sigan sacando la cabeza en esta era digital. Pero seamos optimistas. El Progreso es un hecho, influyendo en otras disciplinas. 

Capplannetta y la televisión como un tótem

Posted on 22:15



En la familia por parte de mi padre es muy habitual hablar con el televisor. Cuando escuchan o ven algo que les indigna o alguna tontería con cierta dosis de obviedad, hablan con la televisión como si de otro miembro de la familia se tratara. He sido testigo desde el acto estéril de indignarse y poner el grito en el cielo haciendo su particular crítica, que creo, o ellos creen, que el televisor es parte de algo con el que debatir. El televisor se alza en mi casa como un tótem con el que cualquier cosa que les parezca discutible se hace una crítica, como si el televisor o las personas que salen en él escuchen aquello que se les reprocha o aquello que les parezca obvio poner su punto sobre la i. Pero es una costumbre que abarca desde tíos a primos lejanos, incluso los de mayor parentesco también fusilan con verborrea sin magma alguno desde a presentadores, a jugadores de fútbol, incluso a presidentes del gobierno, ministros y demás politicastros. Los he visto desde insultar a una simple reportera hasta en una telenovela decir lo malo que es el malo de la teleserie. Y una cosa de la que nos hemos reído muchas veces es un tío mío lejano franquista que recién restaurada la democracia hacía el ademán de fusilar a políticos de centroizquierda o de derecha moderada, pero haciendo el gesto como si se tratara de una ejecución con ametralladora reglamentaria de la guardia civil. Siempre nos hemos reído. Lo imitábamos con la onomatopeya ta-ta-ta-ta-ta como una ráfaga de balas a los políticos en los telediarios de sobremesa. Pero lo que quiero decir con esto, que ahora la psicosis empieza a intimidarnos a través de la revolución digital en forma de hackers que no existen, o de espías dispuestos a desnudarnos con respecto a los datos personales de cada usuario que se les antoje. Verlo para creerlo.

Capplannetta quédate en casa

Posted on 7:57

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1OXTmIlwVqSUGwWOjrIFoUXTGIIUr2FP4

Por el peligro de pensar, por la costumbre de ir deprisa, por la alegría de insistir, por la causa de reír, por el pulso y por las prisas, por la vida esta tan gris, por la excusa de cambiar, por la angustia del vivir, por el orgullo que te atiza, por intentar ser mejor persona, por la paz que me abandona, por las disculpas que pedí, por huir de la pelona, por la gracia que me hace, por la rabia en ocasión, por la negativa que me nace, por el hecho de ser yo, por las veces que perdí, por la voluntad que me renace, por el sueño que pedí y por la tentación que me deshace, por el desecho en mi interior, por lo que aprendí de flor en flor, por la argucia de mentir, por la libertad que me ofrece el trance, por la inequívoca intuición, por lo neutral que yo infringí, por la vida sin temor, por la vez que al insistir parte de razón me traje, por ser un detractor, por la acción de sucumbir, por follar cuando  no hay amor, por no creer en religión, por el trauma de mis padres, por el hecho de sentir, por las causas del dolor, por la periferia de mi existir, por la tendencia al mal pensar, por la tristeza que me negaste, por la repetida canción, por la armonía del fingir, por la culpa de este rol, por querer caer mejor, por la lucha y por mi hambre, por las veces que asistí a la injusta sinrazón, por lo que tanto resistí ante tanto sinsabor, por la inocencia que perdí en algún lugar o rincón, por mi soledad sin mi voz, por la traición  que demostraste, por la pureza que me arrancaron, por el derecho sin derecho, por servir en la guerra, la paz y el fervor, por las manías obsesivas que me dejan maltrecho, por las peleas y las palizas que dieron este fin, por la humildad que yo mamé, por lo divertido dejar que me arrastre, por el miedo a no tener razón, por las veces que perdí la cabeza y el corazón, por la calumnia que me propinaste, por disimular derrotas en mi sufrir precoz, por las caricias que no di y por los besos que me robaste, por la envidia que me demostró lo ambiguo del amor, por las veces que vencí siendo un triste perdedor, por aquello que perdí y nunca más volvió, por la repentina causa loca de liarla sin perdón, por negarte y por dudarte, por conocer de tu traición, por viajar a ninguna parte, por temer a la calle,  por ver encerrado el sol, por este pueril hermano mayor, por este buscarte sin encontrarte, por este anfibio corazón, por ser inoportuno y por importunarte, por ser un torpe ladrón, por este deseo de ser siempre yo, por este continuo trayecto, por esta precariedad y tanto desastre, por este triste prosimetrum, por este fijo telón y este campo sin llaves, por esta fría habitación, por este grisáceo hogar, por este resistir sin amarres, por este letargo sin devoción, por este reprochar y por perdonarte, por esta locura sin sanación, por este vino que ahora es vinagre, por este punto final, por este final con punto y aparte.


Documentales-Entrevistas a poetas y escritores argentinos-Por Rolando Revagliatti.TOMO VI.PDF

Posted on 21:31

 





Documentales-Entrevistas a poetas y escritores argentinos-Por Rolando Revagliatti.TOMO V-PDF

Posted on 20:37




Documentales-Entrevistas a poetas y escritores argentinos-Por Rolando Revagliatti-Video

Posted on 19:15

Documentales-Entrevistas a poetas y escritores argentinos-Por Rolando Revagliatti.Video 

Capplannetta y la soledad buscada

Posted on 0:11

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1W0kxcve77HBxsqkTyu7dYss1hIPOy_O6

Es la edad, la madurada edad que me trae esta soledad. La soledad mía vendrá de la realidad en las postrimerías de mi orfandad. Hermano y hermana, seamos lo que nos podemos dar. Comidas en domingo, cenas en Navidad. Hay cosas y razones que se curan con la edad, una, la adolescencia, otra, la amistad. Seleccionas las amistades, y apuestas por la lealtad. Prosimetrum es este poema, y vademécum aquella estatua de sal. Yunques de acero y gramos de contrariedad te harán someterte al preámbulo de la humildad. Amigos hay en la vida, con su causa cada cual, cada par con su enfermedad. Respeto, pido piedad y respeto, para la grandeza de la salud y el amor escrito en frías planchas de metal. Como costumbre yo creía que el mejor verbo era amar, pero el mejor verbo es sanar, desde donde la espesura natal te da calor, te da paz y tranquilidad. Pido paz para la humanidad. Pido paz ante la guerra en la ciudad. La guerra del asfalto de alquitrán que hace vertiginosa la velocidad. Calma, calma ante la verdad. Despacio y en voz baja se crea la reciprocidad. La soledad del hospital. La soledad de la humanidad, atomizada declarada  parte de sesgo mundial. Hubo un tiempo que yo quería lograr ser opulento en amistad. Pero la razón nos enseña su verdad. La verdad porque los hombres tienen que callar. Y callando más de lo que debes hablar aprenderás que el fruto no es llegar, el fruto es ser imparcial, neutralidad, repleto de oportunidad, donde mujeres y hombres dictan su causalidad en el latifundio que  trabaja desde el nunca acabar. Secarrales y obviedades por declarar. La felicidad está en los festivales, en los saturnales y en las fiestas de guardar. Todos son códigos vitales de supervivencia. Códigos repletos de contrariedad. Es digno ser escueto desde la culpa negada que muchos dan. No existe fe sin una sed, no existe soledad en una casa de cristal. Existe un destino suscrito en las aguas del mar. 


Nana en prosimetrum

Posted on 14:26

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1lkCs8GqtVBAEFrReFRSg8eof6UpF1v2I


Duerme, anciano duerme, entre la culpa boba y los hospitales. Duerme, señor mayor, para que mañana veas al sol. Imposible es esta nana, porque usted, señor, despierto sabe del problema y conoce bien la canción. Duerme, viejito duerme, entre el olor de farmacia en habitación sin televisor. Duerme, anciano duerme, a pesar de arrugas y cansancio atroz. Duerme, en el lugar de Dios, aunque no sepas de religión. Si tu agonía dura más que las dos vueltas de tu reloj, que sepas que no hay pena sin su dolor, no existe rosa sin espinas ni olor. Duerme, viejo en la voz, tose si has de toser, que se conmueva tu corazón, con la risa de los descansos y las ganas de satisfacción. Un anciano es veterano del legendario histrión, un anciano deja aquí sus riquezas, la vida entera y una misión. Del amor santo, el amor de Dios, tus labios secos, tu piel cartón, y esta nada dulce sin frivolidad y sin temor. Te espera lo que a mí me espera, en los meses de invierno, en una habitación. Duelen los hechos, duele la operación, duelen lejanas las juventudes de años locos con ilusión. La ilusión que tú viviste se la llevó una comparsa con santo estupor. Se acabó el dinero, se acabó el sabor de los platos con pan duro, masticando un insípido mejunje y siendo tú anciano, un hombre mayor, duerme y sueña la luz del resplandor. Que tus carnes están ya moradas y quizá sea mejor reanimar la infancia con verde color. Señor, señor mayor, en este hospital todo acabó, duerme sedado, duerme con suero, las agujas son vías por donde la morfina te dormirá el adiós. Te despides con tristeza de todo, de las cosas vividas y de cuando te dijeron un no. Duerme, duerme anciano hombre, que esperas la absolución, en este hospital donde la extremaunción te dé la paz que existe y que te fija el recuerdo de una madre, el primer beso, el dulce amor. Duerme, anciano niño, donde murió la vida efímera de los hombres de Dios. Buscas perdón en tu súplica, pero tú vida es una canción, donde suena la guitarra y el acordeón. Duerme, anciano y completo como una fruta digna entre flor de naranjo y hoja de limón. Duerme, descansa, aquí acabó, tu vida, la paz de usted, señor, duerme entre dos décimas de fiebre, que se llaman Pilar y Encarnación. La vida sin óbito y sin esquela es castigo de eterna prisión, los cardenales, llagas, el tumor, son sentencia con antelación de que la vida es hermosa y no hay nada nuevo bajo el sol. 

Palabra de outsider-Los comienzos del flamenco-Cecilio Olivero Muñoz

Posted on 16:47

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1VgpfsZErfNY9T9PQPaW2ntv93NcQ18jf

 LOS COMIENZOS DEL FLAMENCO

A Fermin Olivero Quiroga, mi padre. 


Planeta era gitano, también conocido como Antonio Monge Rivero. Un gitano heredero de muchos gitanos que llevaron el cante flamenco o cante jondo a todos los rincones de la geografía andaluza y española. Es sin duda el cantaor flamenco que más antiguo se conoce, ya que grababa sus discos en pizarra, se puede escuchar algo de él en YouTube, milagro de la tecnología. 


Según Internet se dice que era cantaor y guitarrista. Nació en el año 1789 y sin duda era andaluz. Gitano y andaluz son adjetivos que van a la par. Ya que un andaluz no es gitano pero conoce del gitano como parte de su comunidad, y también a la inversa, el gitano, siendo éste de padre y madre y además andaluz, es un gitano doblemente caló. Planeta lo era. El  flamenco le debe mucho a Planeta por su raigambre flamenca. También ha sido pionero de cantaores y cantaoras como Antonio Ortega Heredia, más conocido como el Fillo. Cantaor gitano y De San Fernando, como lo era Camarón de la Isla y muchos gitanos más que dejaron allí su duende. También podemos hablar del “Nitri”, su nombre y apellidos serían Tomás Francisco Lázaro de la Santa Trinidad Ortega López. Cantaor gitano sobrino De Francisco Ortega Vargas, una estirpe de gitanos reales y de raíces en la hondura flamenca. A Francisco Ortega Vargas se le concedió la primera Llave de Oro del Cante flamenco, la primera que se conoce. Dejó su vida y sus raíces en Jerez de la Frontera. De todos estos cantaores conocidos entre el siglo XVIII y el siglo XIX no tenemos ninguna grabación. A menos que busquemos en Internet, ya que es el lugar donde se renueva hasta lo antiguo. 


https://drive.google.com/uc?export=view&id=1pnNKupLXtftigF_eNIXOk1QCXdiZp-dI

Pero de ahí podemos (omitiendo a muchos cantaores) rememorar a los hermanos Pavón. Ya que son flamencos a los que se les conoce grabación en vinilo remasterizada y a la vez mejorada. Recordando a los hermanos Pavón podemos hablar de Pastora (la más famosa) y a sus hermanos Tomás y Arturo. Pastora sembró su primera semilla en los casamientos entre folclóricas y toreros. Una costumbre que ha llegado a nuestros tiempos. De los hermanos Pavón podemos pasar a Juan Talega, donde también existen vídeos en YouTube. No crean ustedes que aquí se resume el cante flamenco ortodoxo, dicho de una manera coloquial, estos hombres crearon un arte que nació de los gitanos y que ha unido etnias y fronteras. 


Hagamos un alto en el camino con Juan Talega. A Juan Talega se le puede ver ya anciano en grabaciones en blanco y negro. Y se le puede tildar de llevar la estirpe de los antiguos flamencos. Se le pueden llamar como los Sonidos Negros. El cante de Juan Talega es lo que nos queda y también otras grabaciones, de todo aquello que no debe de cambiar. Pues ya lo dijo Camarón en su momento. Sobre los cantaores de ahora dijo Camarón que él hizo su propio camino, para que los jóvenes flamencos partan de ahí. 


NOTA: Mucha de la información que aquí les escribo la he sacado del Internet, aunque sobre todo de mi padre. Gran aficionado al flamenco antiguo. También he visto muchos vídeos por YouTube. Estos, creo yo, son los fundamentos que para mí son fidedignos. No quisiera dejarme ningún cantaor fuera, ni tampoco guitarrista, pero hay mucha miga en el flamenco, que yo como aficionado he creído oportuno destacar ésta. Este escrito, a mi parecer, es la antesala del flamenco por antonomasia. Cada cantaor y guitarrista es un mundo dentro del arte.


Capplannetta es un guerrero del fracaso

Posted on 13:36

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1I6jO3FLrl62C0q6K9_mJeCACOAHtinPh

Una mujer no sólo busca sexo teniendo un compañero. Una mujer quiere todo el monto. Quiere un hombre que comparta las tareas del hogar, que se la follen bien todos los días, y sobre todo quiere un manitas. Por eso será que ninguna mujer me ha querido por esas razones. Me han querido para pasar las lentas tardes de domingo. Y me han querido sabiendo que no soy un manitas, en cuestiones de electricidad, fontanería, y un largo etcétera, soy un inútil. Más inútil que un vaso de güisqui entre las manos como dijo en su momento José María Fonollosa. A todas partes donde viaje tengo que llevar mi botiquín personal. Pues la mujer que me quiera, que no me quiera por mis defectos, más bien que me quiera por mis virtudes. Si la literatura es una virtud a la que tan poco se frecuenta. ¿Quienes se van a acercar a mi persona por un poema? ¿De qué sirve la poesía? Para mí la poesía es una manera que tengo de que se me quiera por poeta, y no por loco, tampoco por mi pasado. Odio esa gente que se proclama poeta porque han ganado algunos concursos. La poesía es un arma cargada de pasado. El día 23 de abril asistiré a un festival de poesía. Ahí tendré que defender mis poemas. Aunque la poesía no sea una competición, hay envidia y algún guerrero del fracaso que es mejor omitir ahora. 




Capplannetta y la soledad predicha

Posted on 0:04

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1BkyqZJLmT4KeSmXS8Ac7J9ciyukiBN0-


Una chica por despecho predijo acerca de mi soledad. Y no sé equivocó, era una obviedad que esta chica tuviera esos poderes de bruja mala. Mi vida ha pasado por muchas calamidades en el tú a tú. Pero yo no tengo ni un reproche que dar a nadie. Quizá tenga que pedir más de un perdón. Pero lo más curioso que el despecho me ha sido ofrecido como una venganza propia de mujeres que no han sido gran cosa. Y no han sido gran cosa porque no hemos cosechado la fruta del amor y sí la de el resentimiento y el odio entre la pareja. Que se pasee una chica con un BMW rojo no es una cosa que me inquiete y cree en mí cierta envidia ni arrepentimiento. Al contrario. Nunca me he movido por intereses materiales. Pero a una cosa debo de dar las gracias, y es que guardo un bello recuerdo de chicas que han llegado a emocionarme con su deseo y algún te quiero me han dicho labios de mujer sencilla, sin tapujos. Una mujer despechada puede provocar un desastre, pero una mujer agradecida es una verdadera delicia. Las chicas fáciles siempre acaban perdiendo, debido al patriarcado desde siglos que campa a sus anchas por las relaciones heterosexuales. Si estoy solo ahora no es una cosa que me preocupe. A veces es mejor estar solo que entrar en una maraña de historias que no dejan huella, más bien son un mal recuerdo. Las plataformas y grupos que buscan pareja internauta normalmente son gente que participan como en un carrusel machista donde escogen las dos partes, pero en muchos casos es el hombre el que elige y descarta aquellas que no le gustan o irremediablemente le parecen fuera del estereotipo de mujer que habían planeado.



Capplannetta and the Simpathy for The Devil

Posted on 4:33

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1pHNBr8sQEG06u3h-Rdg5TnV1SdA6u3-l

La canción maravillosa de The Rolling Stones Simpathy for the Devil es todo un homenaje al Príncipe de las Tinieblas o Mefistófeles (según el Fausto de Goethe). En ella se habla de la matanza a los Zares de Rusia o del asesinato misterioso de los Kennedy. Verla en un vídeo supone volverla a escuchar por enésima vez. Pero tener la suerte de ver a Sus Satánicas Majestades en la gira mundial Bridges to Babylon supone un placer del cielo. Sería muy fácil el vacile de decir “Yo estuve allí”, pero es así, yo estuve allí. Fue una de las experiencias más místicas que he tenido, y en eso no tuvo ningún papel ni Dios ni el diablo. Fueron los Rolling Stones los que invitaban a orinarte entre aquel gentío compuesto por personas de todas las procedencias, para no perderte del concierto ni siquiera un momento. Escuchar esa pleitesía al demonio en vivo y en directo es todo un placer.


Un afortunado tuvo el privilegio de escoger una canción entre todo el repertorio de los Rolling. Y ¿qué canción eligió el afortunado? Paint it black, otro gran tema de sus Majestades. Hubo un antes y un después de ver a Mick Jagger danzando y chapurreando un español gracioso. También he visto a Bob Dylan, y la verdad, no hay lugar a la comparación. Los Rolling Stones son espectaculares. Se me acercó una guapísima holandesa que no hablaba ni una palabra de español. Pero el idioma no-verbal y el amor sin lenguaje alguno es como un idioma universal conocido, pues los dos gozamos a nuestra manera. Alguien dijo que estaban algunos de los músicos españoles que yo admiro desde otro ángulo, si cabe el término. 


Los Rolling Stones no son poesía, son una puesta en escena milagrosa. Llevan el concierto grabado a fuego en sus entrañas. Viven la música a la manera que no lo hacemos los latinos, aunque más pasionales, los inglesitos llevan desde décadas con el liderazgo de la buena música a diestro y siniestro. Fue un placer de los dioses otorgado para mí. Me acompañó en el concierto un chico llamado Arévalo. Por cierto, ¿qué habrá sido de él? Fue un motivo en el que lo disfrutas tanto que no se olvida así de fácil. Por muchos años que pasen. Los Rolling Stones son míticos y han estado volando por el mundo durante muchas décadas. Sexo, drogas y buen  Rock and Roll. 


Capplannetta finiquitado

Posted on 1:09

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1faqCruB3K5jAQW5Krs7EWKODrYZ01PHh

Salir de la planta de desahuciados. Volver a la vida de rutina y espanto. Llevar en tu frente un letrero que diga a los ignorantes que estás acabado. Acabado como los árboles despellejados. Acabado como un jardín con orín regado. Acabado te dicen los que por otro lado están también acabados. Acabado, como un desahuciado de la vida. Como un loco o un colgado. Acabados están los hombres que viven sin milagro. Acabado es un término que te pone una equis en tus labios y en los párpados. Acabado es el suicida, buscando una paz que nunca ha encontrado. Acabado es un registro de lo propio sin usarlo. Acabado es un sesgo que caen en la culpa en la que otros acabados rebuscan las miserias de los que acabados acabarán. Acabado del ilustrísimo abogado que miente y en su mentira por dinero sale de sus labios. Acabado están los frutos putrefactos. Acabado en las cárceles del mundo, y la bondad les ha caducado. Como una botella de leche o como un yogur mal cerrado. Acabado estás tú Capplannetta, acabado por lo que no has logrado, porque el miedo es parte de los acabados. 


Capplannetta y Federico

Posted on 19:28

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1Jw7RfnQykff-ZO1oquetJT0Vshh_-ahP

Yo admiro muchísimo a Federico García Lorca. Pero huyo de ser un epígono que lo imite. También he leído a Leopoldo María Panero y no quiero que me tachen de poeta loco. Aunque lo sea. Pero no quiero.

De Federico lo he leído casi todo, y entre la grandiosidad de Lorca me he ido, o él me ha conducido hacia otros autores. De Federico tengo de parecido mi pasión por los gitanos, gitanos buenos, aunque nunca pretendí equipararme a él. Sin lugar a dudas, no tengo ni tendré su éxito universal. Pero aunque algunos lo cataloguen de cursilería, yo no lo veo así. Lo veo un poeta y dramaturgo valiente. Por eso acabó cómo acabó. Es muy difícil ser como Federico era, sería una bobería por mi parte. Pero tardará mucho tiempo en nacer un andaluz como Federico. Federico es el poeta del cante jondo, del Romancero Gitano. Es autor de La Casa de Bernarda  Alba y de Bodas de Sangre. 


Una vez leí que decía Herman Hesse que Goethe era el príncipe de los poetas alemanes. Yo esa categoría se la daría a Federico, pero como poeta universal. Lorca era de Granada, de Fuente Vaqueros. De la Vega granadina. Yo, aunque me hubiese propuesto ser como Federico, estaría como una cabra. Ya que soy todo lo contrario a García Lorca. Era músico, era flamenco, y Federico está más vivo ahora que en su vida sin dinero y tanta lucha por hacerse famoso y lograr coronarse en el Parnaso. Federico ha sido representado en una obra llamado Una noche sin luna donde el gran Juan Diego Botto hace muestra de su talento interpretando a Lorca. Hay una anécdota que habla mucho de Federico y sus ocurrencias: Federico y Neruda llegaron a la estación de un pueblo rural para realizar un recital. Y no los recibieron. Y alguien que los esperaba les dijo perdonen por no reconocerlos pero no tienen apariencia de poetas. Y Federico le contestó: Es que somos de la poesía secreta. Cosas como esa, y muchas más hacen de Federico alguien divertido. Yo soy lo contrario (repito), ya que no soy ingenioso y no voy a llegar a lo que Federico ha llegado en el mundo de las letras. 


Con este escrito dejó constatado mi fervor por lo lorquiano aunque no pretenda ni ser ni escribir como Lorca. Cosa imposible. Pero siempre que lo leo hallo luz en la larga madrugada de mis días de Nocturnidad. 


Capplannetta pide ayuda

Posted on 16:03

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1Bn2ztQpQgOpowIHsVLDpRDDe2hZdSUR_

Pedir ayuda no es un asunto baladí, muchos perdieron el norte en la deriva de los alejados te quiero. Ayúdame para ayudarte. Ayúdame y yo te ayudaré con alegría, con fantasía, con versos escritos con sangre. Te pido, poca cosa te pido. No pretendas encontrarme a mí entre la violencia de un ferrocarril. Necesito ayuda. A todas puertas llamo. Me marcaron en la frente con el signo de Caín. Ayúdame para ayudarte y seré amor y armonía.   Seré cuidadoso en tu trato. Ya los algodones ennegrecieron. No pido disculpas cuando te hice daño, solamente pido que me ayudes con la paz que ocultan el latido esmirriado. Ayúdame a encontrarte, ayúdame a ser feliz, no quiero hacerte daño. Pero aprender a amar cumple con propósitos de que también el desamor se hace añicos como cristales. Es el sueño del alba el que te preocupa, pero en el horizonte mar y cielo están unidos para siempre. La lluvia es el resultado que riega a la tierra sembrada. Algo aprendí del campesino y es el temor a la tormenta en el huerto y los vergeles. Patíbulo, azotes, miedo. Ayúdame a llevar este momento de flores que me diste. Las flores pueden abrir fragancias de noches perdidas. Rutina de pensamientos amontonados en la basura. Los contemplamos con similar sueño. Queremos cruzar las fronteras sin autoridad y liberados paseos de risa, con su música más bella es mantener un oído directo al corazón conexo. Ayúdame para ayudarte. Ayúdame para encontrar tesoros que todavía no conoce nadie. Aullido de lobos son los poemas más fríos, pero con sangre caliente se amará a la rosa. Rosa con espinas. Patria de los hombres buenos. Mujeres y hombres preparados para la infinita alegría, dense prisa. La estamos necesitando. No somos niños inocentes, somos el amor hermoso. 


A Capplannetta le falta algo

Posted on 16:51

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1KqWB0IOVKHbzRD87tBg4-W1gtAlGnooh

Cuántas veces asumimos que nos falta algo. Hay a quienes les falta un tornillo, y los llaman locos. Pero detrás de lo que nos falta podemos echar en falta infinitas cosas. Que si te faltan piezas dentales, que si te faltan las ganas de cualquier cosa, que si te falta un ser querido. La propiedad es aquello que ya tenemos, por eso a mí corazón se lo llevó el río, o cayó hundido tras un naufragio. A Capplannetta le falta o le sobra un hervor cada dos días a la semana. A todos nos falta algo. Esa mala costumbre que tenemos de almacenar y aún así nos falta algo. Lo que le falta a mucha gente es dinero, a otros es Salud, y a otros es amor. Pero a los que les sobra algo y no lo quiere compartir, olerá a rancio como un fruto seco que se marchita sin consumirlo. ¿Qué queremos guardar con tanta ausencia? ¿Qué queremos preservar con tanta urgencia? Me faltan amigos y a la vez tengo muchos hermanos. Lo material se quedará aquí porque la muerte solo se lleva tu alma. Los hay que perdieron el alma. Los hay que perdieron Libertad. Los hay que perdieron cordura. De perder y de ganar nadie está a salvo y todo se juega en la ruleta de la vida. Si te falta compasión te faltan muchas otras cosas más, aunque en esa carencia te puede sobrar soberbia, envidia, ego, y mil detalles más para que entiendas que lo que le falta a uno a otro le sobra, y viceversa. A muchos nos falta naturaleza de voluntades, y la naturaleza al mismo tiempo, tiene una ley injusta e imperfecta, de la que obedecen los animales. Si se carece de humanidad se carece de más de un amor por lo sagrado. Dar para recibir es motivo de que concurres en lo que te falta. Das para que te falte o das para que te sobre. Lo magnifico es que cuando se da sin interés es una virtud que valora la providencia. ¿Te falta cultura? Culturízate. ¿Te faltan amigos? Da aquello que esperas de un amigo. Si este amigo te falla es que no es amigo. Si te falta dinero, no lo guardes cuando lo tengas, y si lo guardas o te apropias de lo que no es tuyo el crimen no compensa demasiado o nada. 



Capplannetta y el sentido nefasto de la propiedad

Posted on 0:08

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1zwqmcY7LMQmt6BhCWLgPOkLDUdqtjBR_

Decía Ernest Hemingway que nada te pertenece hasta que lo regalas. Yo en mi adolescencia no he tenido sentido de la propiedad, he tenido un par de ciclomotores y, la verdad, era como no tener nada tuyo, salvo que era un vehículo para ir a trabajar. Y tenía una documentación donde por aquellos años hacíamos los cambios de nombre con un bolígrafo. Imaginen lo rudimentario del asunto. Era como una pequeña anarquía, ya que las cosas han cambiado y mucho. Ahora tienes que ir a la jefatura de tráfico tanto para cambios de nombre de vehículos, como también para darlos de baja. Pero cuando conforme vas haciéndote mayor y te independizas, y casi siempre de alquiler. Hasta que te das cuenta que vivir solo es caro, y vivir en compañía desemboca en problemas de convivencia. Con el tiempo te echas novia y te casas. Entonces se convierte todo en una odisea para encontrar piso primero, después, que un banco acepte concederte una hipoteca. Las hipotecas rondan en duración de veinte a treinta años, y otras las hay de hasta cuarenta años. Pero ese no es el dilema. El dilema viene cuando ves a la gente disfrutar de la vida (algunos) y otros amarrado a la gran estafa que es un banco. Y lo digo así, como lo siento. Entre notarías, hipoteca, seguros de vida, y otras mierdas más, te vas quedando en una jaula de oro a la que llaman confort, eso, o vivir por encima de tus posibilidades, ya que nadie regala nada y los sueldos son precarios. Entonces, aunque seas todo lo radical del mundo, te haces cautivo de el amasijo de dinero que entregas, y no es dinero, el dinero huele a sudor, es tu tiempo, un tiempo perdido totalmente. Así es. 


Capplannetta y los espejos

Posted on 14:40

https://drive.google.com/uc?export=view&id=1_RhmxN8XqyflBXT8FRa43-npn9zD4ZK0

Qué sería de Capplannetta sin los espejos. Espejos, espejos, espejos. Gafas de sol con cristales de espejos, ay, espejito, espejito, ¿quién es la más guapa del reino? Espejos retrovisores, donde los mirones ven como te das el lote con tu chica. Espejos frente a frente, infinitos Capplannetta reflejados. Espejos a cambio de oro. El amargo don de la belleza. Un calendario, unas arrugas, un anciano reflejado en un espejo. Espejos en las bicicletas, las motocicletas y los autobuses. Espejos, donde te haces un selfie. Espejos son algunas personas. El espejo te dirá cómo tú eres pero nunca te dirá los pensamientos que tienes. Espejos en la fotografía. Justo detrás del obturador. Espejos que no mienten, espejos en las peluquerías de señoras. Espejos en los ascensores. Espejos en el techo, mirarte follando. Espejos en los vestíbulos. Espejos con el cromado gastado. Espejos que multiplican, espejos que dividen, espejos que suman y restan. Espejos deformados en los parques de atracciones. Espejos delatores, espejismos, espejuelos, trampantojos, espejo es internet, tanto de nuestras miserias, como de nuestras virtudes. Espejos que reflejan el antes y el después. Espejos en los versos. Espejos que si se rompen traen mala suerte. Espejos, espejos.